LOS ALUMNOS ENTREVISTAN A…

…LUIS PLIEGO

(MAESTRO DE PRIMARIA)

 

 

 

Los alumnos de 5º de Primaria realizan una entrañable entrevista al que fue uno de sus tutores.

 

 

Cerramos el mes de noviembre con una nueva entrevista formulada por nuestros alumnos. En esta ocasión, nos trasladamos hasta una de las clases de 5º de Primaria, una clase muy especial y dinámica ya que sin ningún tipo de inconveniente se pusieron manos a la obra para entrevistar a una persona muy significativa para ellos: su tutor de 1ºy 2º de Primaria.

 

 

Tras una reñida votación, estos alumnos entrevistan a…

¡Luis Pliego! Su querido profesor.

 

Seguro que más de uno conoce al entrevistado de este mes porque Luis es uno de los veteranos de nuestro cole. Cuando decimos veteranos no hacemos referencia a su edad, ya que es muy joven, sino a su condición como uno de los primeros profesores en llegar a nuestro colegio allá por el 2006. Y es que, Luis forma parte de los fundadores de nuestro centro.

 

Con alma manchega y madrileño de adopción, nuestro profesor de Primaria es el entrevistado de noviembre.

 

¡Comenzamos!

 

Buenos días Luis. 

Los que llevamos tiempo por el Quercus ya te conocemos un poquito pero nuestros alumnos, tus alumnos, quieren conocerte aún más. 

Vamos a comenzar esta entrevista hablando de tu parte más personal.

 

¿Cuántos años tienes?

Empezamos fuerte, jiji.

Ahora mismo tengo 37 pero en marzo cumpliré 38.

 

 

 

 

¿Cómo fue tu vida escolar cuando eras pequeño?

Mi vida en el colegio se desarrolló en un pueblo muy pequeño cercano a Despeñaperros, Castellar de Santiago. Como digo, el pueblo era muy chiquitito por lo que éramos muy pocos dentro del aula, no llegamos a 15.

 

La infancia allí fue muy buena, muy tranquila. Tuve grandes profesores y recuerdo muchas anécdotas de aquella época como, por ejemplo, que en los patios no llevábamos almuerzo como vosotros traéis ahora mismo. Por aquel entonces, nos daban leche en el cole y desde casa llevamos el vaso y, envuelto en un poco de papel de plata, el cola cao.

 

 

¿Eres el profesor que te hubiera gustado tener?

La verdad que sí. En esos años los profes eran muy mayores, eran los de toda la vida. En mi familia había profes que habían dado clase a varias de nuestras generaciones. Tuve profesores que dieron clase hasta a mi padre.

 

Es cierto que por aquel entonces no se hacían las cosas como se hacen aquí en la actualidad. No se jugaba tanto, era todo más repetitivo: Cálculo, lectura y escritura.

 

No era todo tan lúdico, no había festivales de navidad, ni teatros… era todo mucho más arcaico.

 

 

 

 

Los que bien te conocen saben que cuidas mucho tu alimentación pero… ¿Cuál es tu comida favorita?

A pesar que me cuido mucho no soy muy especial con las comidas. Si me tengo que quedar con algo elegiría la pasta y la pizza aunque el chocolate también me encanta. Realmente me gusta todo.

 

 

Después de tantas horas dentro del colegio… ¿Qué haces en tu tiempo libre?

Cuando salgo del colegio me gusta ir al gimnasio. Suelo hacer spinning todos los días y los huecos que me quedan por la tarde me gusta ir al teatro o al cine.

 

En general, mi tiempo libre se resume en gimnasio y casa a no ser que haya algún plan cultural más especial. Mi vida en Madrid es muy tranquila.

 

 

Nos gustaría conocer algo más de tu personalidad.

¿Luis Pliego es una persona miedosa? ¿Qué es lo que más miedo te ha dado en tu vida?

Sí, soy muy miedoso.

 

La situación en la que peor lo pasé fue una vez que me quedé con mi madre atrapado durante una hora en un ascensor. Desde entonces no he vuelto a coger uno en toda mi vida. Prefiero subir 15 pisos a pie que subirme en uno de ellos.

 

 

Algunos sabemos que eres un gran apasionado de la música teniendo afición por un instrumento muy peculiar ¿Sigues tocando el acordeón?

¡Claro que sí! Empecé a dar clases particulares en el pueblo cuando tenía 4 años y a los 6 comencé a tocarlo.

 

Al principio, como era tan pequeño no podía con los 14 kilos que pesa el acordeón por lo que me sentaba en una silla y mi madre me lo ponía encima.

 

Más adelante, con 8 años , íbamos a un concurso internacional donde en una ocasión quedé el primero entre 250 acordeonistas que se presentaban de todas las partes del mundo.

 

 

 

 

Vamos a dejar de lado la parte más personal de esta entrevista para adentrarnos en tu faceta profesional como profesor de nuestro Colegio.

¿Por qué decidiste ser profesor?

 

Siempre me ha gustado. Desde muy pequeño ya jugaba con pizarras, con tizas…

 

Recuerdo que a mis primos les explicaba las cosas que no entendían, les mandaba deberes…

 

Es cierto que en  mi familia no hay tradición de ser profesores pero cuando iba al colegio había profesores que me marcaron mucho. Una de ellas es Doña Chelo, que me encantaba cómo daba sus clases, cómo nos trataba…

 

Yo al principio no lo pasaba muy bien en el cole y esta profe, junto a Doña Maribel, me ayudó mucho para conseguir estar allí adaptado y conseguir organizar mis días dentro del aula.

 

Probablemente, la vocación y todas esas experiencias me llevaron a querer ser a lo que hoy me dedico.

 

 

¿Te costó estudiar la carrera de profesor? 

No, para nada.

 

Me costó mucho más el Bachillerato que la carrera. Yo estudié Magisterio de Música y toda la base académica que llevaba por tocar el acordeón me ayudó a que esta etapa fuera mucho más fácil para mí.

 

 

Actualmente, eres tutor de una de nuestras clases de 1º de Primaria 

¿Cómo  organizas un día con los alumnos de 6 años?

Llevo tantos años siendo tutor de estas edades que ya es como algo habitual. Con vosotros estuve hace 5 años y, a día de hoy, seguimos formándonos para ofrecer lo mejor de nosotros mismos dentro de la clase. Cada año es una nueva  aventura en la que disfruto muchísimo.

 

 

 

 

Como bien sabes, los alumnos que han formulado estás preguntas formaron parte de una de tus tutorías anteriores y les preocupa mucho saber cómo son tus nuevos chicos y chicas y si, pese al paso del tiempo, les sigues echando de menos.

Las clases son muy diferentes ya que cada niño es un mundo.

 

Vuestro año fue muy especial porque hicimos cosas muy chulas que nunca se habían hecho con niños de vuestra edad en el cole como alguna representación teatral de navidad.

 

Mis actuales alumnos son peques que lo han pasado un poco regu por la pandemia y les cuesta un poco más pero son igual de geniales.

 

Al igual que vosotros aprendisteis conmigo, yo aprendo mucho de vosotros y siempre os voy a echar mucho de menos. (Y nosotros a ti- suena de fondo)

 

 

¿Por qué eres tan buen profesor?

Eso es porque ellos me ven así. Yo simplemente hago lo que más me gusta. Me levanto por las mañanas con ganas de venir al cole y de divertirme con cada uno de ellos.

Es importante aprender pero también es fundamental disfrutar y reírse porque de esa manera todo es mucho mejor.

 

 

Echando la vista atrás. ¿Cómo fueron los primeros días de nuestro colegio?

El inicio fue horrible.

 

Cuando fuimos a abrir el colegio, en septiembre del 2006, aún no estaba construido. A tan solo dos semanas de iniciar el curso, las clases no estaban acabadas pero la ilusión nos hizo buscar otras soluciones y comenzamos ese año escolar dando clases en una granja escuela cercana al centro.

 

Poco después, ya pudimos entrar y empezamos a movernos por el Pabellón de Infantil ya que este edificio aún no estaba hecho.

 

Éramos cerca de 550 alumnos en esa zona, de hecho recuerdo que el comedor era una caseta de obras.

La ilusión pudo con todo.

 

 

 

El inicio de la andadura de nuestro centro va unido a un cambio muy importante en tu vida ya que, entre otras cosas, te mudaste de ciudad.

¿Qué sentiste al iniciar la que sería una de las etapas más especiales de tu vida?

Yo nunca había venido a Madrid. La cercanía de mi pueblo a Despeñaperros nos hacía viajar más por el sur de España por lo que todo aquí para mí era nuevo.

 

Tenía mucho miedo pero también mucha ilusión

 

 

Ahora te vamos a formular una de las preguntas más bonitas de todo esta charla. ¿Cómo te sentirías si un alumnos te dijese… “de mayor quiero ser como tú”?

Con lo llorón que soy creo que lo primero que haría sería echar unas lagrimillas. Que te digan eso significa que has dejado huella y por eso me gusta ser tutor de 1º y 2º de Primaria ya que siempre te vas a acordar de quién te enseñó a leer o a escribir.

 

 

Después de esta entrevista… ¿Te gusta ser profesor?¿Por qué?

Sí, sí. Y cada vez lo tengo más claro.

 

Me encanta educar, me encantan los niños, lo que aprendo con ellos, lo que me hacen sentir…

 

Me hace muy feliz y de algo que te de tanta felicidad no hay que huir.

 

 

¡Muchas Gracias!

Gracias a vosotros.

 

La entrevista de noviembre nos ha acercado a la figura de un gran maestro que lo dejó todo en un pueblo de la Mancha para adentrarse, con ilusión, en una nueva aventura en la capital. Un nuevo capítulo de su historia que sigue escribiendo junto a sus queridos alumnos que hacen que su felicidad y vocación se multiplique cada año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario

enero 2022

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
  • **************************************** INICIO VACACIONES DE NAVIDAD **************************************** FIN VACACIONES DE NAVIDAD **************************************** INICIO VACACIONES DE NAVIDAD ****************************************
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
  • CHARLA ACOSO ESCOLAR (5º PRIMARIA)
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
  • JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS
  • I FERIA DE UNIVERSIDADES
30
31
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram